PSICOLOGIA POSITIVA

La Psicología ha partido de la enfermedad, a mi entender, una premisa que no favorece la promoción del bienestar. Como ciencia de la salud creo que resulta más coherente partir de lo sano, no de lo enfermo. 

A partir del impulso de M. Seligman a finales de 1990, surge la llamada Psicología Positiva que estudia los aspectos más positivos de las personas. Su objetivo es la mejora de la calidad de vida. Es una psicología preventiva que propone comportamientos, emociones y pensamientos positivos.

Puedes ver en este video más información: Martin Seligman: el estado de la Psicología


"Los mejores terapeutas no sólo curan los daños, sino que ayudan a la persona a identificar y desarrollar sus fortalezas y virtudes"  apunta Seligman en su libro "La auténtica felicidad"

Esta es la línea de trabajo que a mí también me interesa y te propongo.


LAS FORTALEZAS
Según Seligman y Peterson poseemos talentos que son innatos y las “virtudes o fortalezas” son capacidades que pueden adquirirse y que representan rasgos positivos de la personalidad. 

Según los textos morales y filosóficos, las virtudes serían las características centrales del carácter y son valores universales. Y las fortalezas serían los aspectos psicológicos que definen las virtudes, o sea, las formas en que se éstas se manifiestan.



En 2004 Peterson y Seligman realizan una clasificación que recoge los valores más reconocidos de la humanidad en todas las culturas: seis virtudes que conforman veinticuatro valores o “fortalezas del carácter”. Además diseñan el Inventario de Fortalezas (VIA): cuestionario para medir el grado en que una persona posee cada una de estas fortalezas y virtudes.

A continuación puedes leer la relación organizada por virtudes de todas las fortalezas.

Virtudes y Fortalezas:

1 > Sabiduría y conocimiento: Fortalezas cognitivas =implican la adquisición y el uso del conocimiento.
  • 1.Curiosidad, interés por el mundo 
  • 2.Amor por el conocimiento y el aprendizaje 
  • 3.Juicio, pensamiento crítico, mentalidad abierta 
  • 4.Ingenio, originalidad, creatividad, inteligencia práctica 
  • 5.Perspectiva
2 > Coraje: Fortalezas emocionales = implican la consecución de metas ante situaciones difíciles interna o externamente.
  • 6.Valentía 
  • 7.Perseverancia y diligencia 
  • 8.Integridad, honestidad, autenticidad 
  • 9.Vitalidad y pasión por las cosas
3 > Humanidad: Fortalezas interpersonales = implican cuidado, amistad y cariño a los demás.
  • 10. Amor, apego, capacidad de amar y ser amado 
  • 11. Simpatía, amabilidad, generosidad
  • 12. Inteligencia emocional, personal y social
4 > Justicia: Fortalezas cívicas = conllevan una vida en comunidad saludable.
  • 13. Ciudadanía, civismo, lealtad, trabajo en equipo
  • 14. Sentido de la justicia, equidad
  • 15. Liderazgo
5 > Moderación/Templanza: Fortalezas que nos protegen contra los excesos.
  • 16. Capacidad de perdonar, misericordia
  • 17. Modestia, humildad
  • 18. Prudencia, discreción, cautela
  • 19. Auto-control / auto-regulación
6 > Trascendencia: Fortalezas que forjan conexiones con la inmensidad del universo y proveen de significado la vida.
  • 20. Apreciación de la belleza y la excelencia, capacidad de asombro
  • 21. Gratitud
  • 22. Esperanza, optimismo, proyección hacia el futuro
  • 23. Sentido del humor
  • 24. Espiritualidad, fe, sentido religioso.


ESTRATEGIAS QUE PROPONE LA PSICOLOGÍA POSITIVA

Se pueden hacer trabajos con diversos recursos para fomentar estas fortalezas; algunos de ellos son:

> El autorrefuerzo
> Dar atribuciones causales
> La risa
> La compañía con los bebés
> Premiar el buen comportamiento
> Los niñ@s y las tareas en casa
> Las mascotas
> Escenas agradables al dormir
> Práctica cognitiva en imaginación
> Técnicas de relajación
> Reemplazar los pensamientos pesimistas 
> Realización de actividades placenteras
> Asumir riesgos
> Fomentar el buen humor
> Imaginación placentera antes de una actividad
> Psicología de la comida
> Carta para agradecer
> Carta del perdón                    
> Sorpresas, improvisar
> Escribir tres cosas buenas del día
> Listas de logros
> El árbol de autoestima
> Frases positivas 
> Fomentar actividades que impliquen gratificación
> Diario de gratitud
> Fomentar la espiritualidad o creencia en algo
> Colección de frases con enseñanza 
> Leer libros o ver películas de crecimiento personal
> Fomentar la asertividad 
> Apreciar lo positivo
> Utilizar el silencio
> Fracaso como enseñanza
> Hacer ejercicio
> Expresar emociones primarias
> Guiarme por el "quiero" o "deseo"
> Diario personal
> Dar, compartir con frecuencia
> Grupos para aprender-compartir
> Tiempo para mí
> Sentir-me antes de decidir



Todos están más a tú alcance de lo que quizás creas. Si te parece, iré desarrollando algunos de ellos para que tú mism@ puedas caminar por ellos hacia un estado de bienestar mayor.

Si lo necesitas, aquí estoy para apoyarte. Y si nos compartes desde aquí tus propias estrategias, te lo agradezco.



1> SABIDURIA Y CONOCIMIENTO

1. CURIOSIDAD-INTERES POR EL MUNDO

 
Prefiero que mi mente se abra movida por la curiosidad a que se cierre movida por la convicción. Gerry Spence
Según Seligman, la curiosidad por el mundo conlleva apertura a distintas experiencias y flexibilidad ante temas que no encajan con nuestras propias ideas previas. Una persona curiosa estará predispuesta a vivir experiencias que le ayudarán a interiorizar aprendizajes.
La curiosidad implica participar de las novedades de forma activa, recibir información de forma pasiva no es una muestra de curiosidad.

No tengo talentos especiales, pero sí soy profundamente curioso. Albert Einstein
Todd Kashdan en un estudio de 2001,  vio que las personas que mostraban altos niveles de curiosidad, experimentan mayores niveles de satisfacción en la vida. La curiosidad promueve la exposición a nuevas experiencias y retos, lo que, a su vez, es un precursor del aprendizaje y el crecimiento personal, el desarrollo de intimidad y el éxito en el dominio interpersonal.
La curiosidad también se relaciona con la educación, en el sentido de que una persona curiosa va a tener motivación extra para aprender algo sobre un tema concreto.

A los niños no hace falta enseñarles a ser curiosos. Abraham Maslow
De niños todos somos muy curiosos, investigamos y experimentamos sobre nuestro entorno, chupándolo todo, metiendo los dedos y otros objetos por todas partes, encaramándonos a lugares imposibles, desobedeciendo las normas de los adultos, etc., todo ello por la curiosidad de comprobar qué sucede y cómo.
Será más sencillo aprender si podemos mantener esta fortaleza activa durante la infancia.

La curiosidad vence al miedo más fácilmente que el valor. James Sthepens
La curiosidad también nos sirve cuando sucede algo imprevisto( = que no entra en nuestro esquema mental, en la imagen del mundo que tenemos) ya que podemos reaccionar a- descartando el evento como algo anecdótico (la excepción que confirma la regla), b- cambiando de opinión, o c- mostrando curiosidad, y hacer muchas preguntas,  tratar de entenderlo todo para ampliar nuestro esquema y que está nueva información y lo que veníamos creyendo, sean aceptadas en nuestro pensamiento.
También se ha comprobado que las personas curiosas están abiertas a la novedad y toleran bien los cambios. Incluso los buscan activamente e intentan comprenderlos e integrarlos.

El aburrimiento se cura con curiosidad. La curiosidad no se cura con nada.
Dorothy Parker
Curiosidad y aburrimiento son lo opuesto. Alguien se aburre porque hay mucha distancia entre lo que desea y lo que ocurre y así imagina una experiencia excitante en vez de vivir lo que ocurre en la realidad.

La juventud de un ser no se mide por los años que tiene, sino por la curiosidad que almacena. Salvador Paniker
Se puede aprender a ser una persona más curiosa recuperando áreas de conocimiento o actividades que nos interesaban.

Propuesta para promover esta fortaleza:
Hazte una lista escrita de esas cosas que te apasionaban y….retoma alguna, sin prisa, con motivación y disfruta de tu CURIOSIDAD.


2.  AMOR  POR  EL  CONOCIMIENTO  Y  EL  APRENDIZAJE

Lo que sabemos es una gota de agua, lo que ignoramos es el océano. Isaac Newton

Implica estudiar con entusiasmo cualquier habilidad, tema o asunto nuevo.

"Es una fortaleza que los profesores querrían ver en sus alumnos, que los padres quieren favorecer en sus hijos, que los terapeutas apoyan en sus clientes, que los empleadores tratan de promover en sus empleadores "

Si tenemos esta fortaleza disfrutamos cognitiva e intelectualmente adquiriendo habilidades nuevas y satisfacciendo nuestra curiosidad. Incluso cuando los beneficios materiales del aprendizaje no se aprecien de manera inmediata.

"Una persona puede desarrollar un conocimiento más profundo o amplio de los contenidos que van a aprenderse y conseguir hacer una contribución positiva al conocimiento que otros tienen de esos contenidos"

Esta virtud parece desarrollarse de manera natural en todas las personas = todos mostramos interés por algo. Travers ( 1978) sugirió que si en una persona no se puede indentificar algún interés, esto denotaría patología.

Pregunta lo que no sepas y pasarás por tonto unos minutos. No lo preguntes y serás tonto la vida entera. Proverbio chino

El amor por el conocimiento nos permite:
1- Perseverar ante los obstáculos que pueden surgir durante el transcurso de la educación, tanto formal como informal.
2- A nivel más general, nos ayuda a persitir frente a todo tipo de contratiempos, desafios y experiencias negativas durante la vida.

"...los sentimientos positivos pueden verse temporalmente  ahogados por sentimientos negativos de frustración, hasta que un camino o resolución para su problema es identificado"

Esta virtud también debe educarse = cuidarse si se quiere mantener a lo largo del tiempo. Fried (2001) indicó que el entorno de aprendizaje primario debe ser apreciado como una red de relaciones: aprendiz-materiales, profesor-materiales, aprendiz-profesor, profesor-trabajo académico, aprendiz-compañeros de escuela, relación entre el aprendiz y los padres y los profesores.

"Para que se mantenga el amor por el aprendizaje, el individuo tiene que aprender en un contexto en el cual cada una de estas relaciones favorezca la participación y la colaboración"


Películas: Billy Elliot (2000), Una mente maravillosa (2011)

Algunas sencillas propuestas para cuidar esta fortaleza:

1. Aprende palabras nuevas, con sus significados y uso correcto. La cantidad y frecuencia márcala tú libremente. (Sirve una palabra dos veces por semana si esto lo mantienes en el tiempo)
2. Visita un museo diferente cada mes y escribe acerca de las cosas nuevas que has aprendido durante la visita. (También puede servirte una iglesia, un parque, una tienda,…)
3. Lee mensualmente un libro de no-ficción acerca de un tema que te apasione.
4. Intenta por ti mism@ entender las instrucciones de ese aparato nuevo y realiza toda la instalación tú.
5. Pásate semanalmente por la biblioteca e investiga acerca de algún tema que te interese. Escribe tus ideas que pueden ampliar ese campo de conocimiento y compártelas con alguien.
6. Conversa con quién comparta contigo cualquier tema de mutúo interés.


3. JUICIO, PENSAMIENTO CRITICO, MENTALIDAD ABIERTA

Con estos términos hablamos de:
- Pensar sobre las cosas y examinar todos sus significados y matices.
- No sacar conclusiones al azar, sino tras evaluar cada posibilidad.
- Estar dispuesto a cambiar las propias ideas en base a la evidencia.

Esta fortaleza nos dirige hacia la apertura mental y al pensamiento que valora las cosas con detenimiento (analizándolas desde todos los puntos de vista que se le ocurren, sin descartar ninguno). Si queremos extraer conclusiones nos guía a no precipitarnos, sino que antes nos mueve a buscar pruebas válidas para tomar nuestras decisiones. Somos capaces de cambiar de opinión, tenemos flexibilidad de pensamiento. No nos influye una idea porque sea la “normal”, habitual o aceptada por mayor número de personas.
El juicio lo entenderíamos por tanto como sinónimo de pensamiento crítico.

“Descomponer un prejuicio es más difícil que descomponer un átomo” Albert Einstein


“Aunque podamos ser eruditos por el saber de otros, sólo podemos ser sabios por nuestra propia sabiduría” Montaigne


Lo contrario a esta fortaleza sería pensar de maneras que favorezcan y confirmen nuestras ideas previas, lo cual hace que veamos la realidad sesgada, y limitada, por esta actitud.



"Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa". Mark Twain

Propuestas para trabajar esta fortaleza:
> La próxima vez que tengas que tomar una decisión, haz el esfuerzo de considerar más de 2 alternativas; busca 5 posibilidades diferentes.
> Interésate por un tema de actualidad en el que puedas posicionarte a favor o en contra. Fórmate tu propia opinión, informándote y valorando los pros y contras de manera crítica.
>Piensa en algo que te preocupe del futuro (lo que en psicología se llama “anticipación negativa”). Escribe 5 posibilidades de lo que tú temes que pase. Puntúa cada una según la probabilidad de que ocurra y valora si tu temor es que el tiene más posibilidades de ocurrir.
>También puedes pensar acerca de un prejuicio/estereotipo/creencia que tengas. Investiga y busca al menos 3 datos que amplíen tu punto de vista y valora ahora si tu opinión se sigue confirmando.

Más información sobre pensamiento crítico:
http://es.wikipedia.org/wiki/Pensamiento_cr%C3%ADtico


4. INGENIO, ORIGINALIDAD, CREATIVIDAD, INTELIGENCIA PRACTICA

Es pensar en caminos nuevos y productivos y hacer las cosas de otra manera, es crear. Se caracteriza por la originalidad, adaptabilidad, flexibilidad,...

La actividad creativa debe ser intencionada y apuntar a un objetivo. Puede materializarse en forma artística, literaria, científica, pero esta fortaleza puede ser aplicada a cualquier área de la vida en la que  el hecho de superar un obstáculo pueda afrontarse de forma imaginativa y novedosa para contribuir positivamente en nuestra vida y la de aquellos con quiénes nos relacionamos. La creatividad es el principio básico para el mejoramiento de la inteligencia personal y, a su vez, fomenta el progreso de la sociedad.

Es un proceso que se desarrolla en el tiempo. Todos nacemos con una capacidad creativa que puede ser estimulada o no. Como todas las capacidades humanas, el ingenio, la originalidad, la creatividad y la inteligencia práctica pueden ser desarrolladas y mejoradas. Existen técnicas aumentar y desarrollar la capacidad creativa. Una de ellas es la conocida como mapas mentales.

MAPAS MENTALES: Técnica creada por Tony Buzan, investigador en el campo de la inteligencia. Un Mapa Mental es una representación gráfica, en una única hoja de papel de un tema, proyecto, idea, conferencia, o cualquier otra cuestión. Combina las palabras clave con dibujos y colores y establece conexiones entre aquellas. La importancia de los mapas mentales radica en que son una expresión de una forma de pensamiento: el pensamiento irradiante. Es una técnica gráfica que permite acceder al potencial del cerebro y tiene usos múltiples. Su principal aplicación en el proceso creativo es la exploración del problema y la generación de ideas. En la exploración del problema es recomendable su uso para tener distintas perspectivas del mismo.

Una persona ingeniosa es aquella que, cuando se le presenta algo que desea, logra con facilidad encontrar el comportamiento nuevo y adecuado para alcanzar su objetivo. A una persona ingeniosa y original no le satisface realizar tareas de modo convencional, e inevitablemente ingenio-originalidad es un tandém que lleva a la creatividad. Esto también se llama perspicacia, sentido común o inteligencia práctica.

Reflexión: ¿una persona ingeniosa es inteligente?
Yo creo que sí, considerando que piensa fuera de esquemas preestablecidos y limitadores. Aunque el sentido común también nos da información útil y a veces va en contra del ingenio. Un ejemplo, las puertas de los bancos se abren algunas hacia adentro, otras hacia afuera, otras son automáticas, en otras tienes que pulsar el botón, otras son correderas…Si tu experiencia incluyera solamente puertas que se abren hacia dentro, tu sentido común te aconsejaría muy mal.

Resumiendo: 
Perspicacia lo asociamos a Sherlock Holmes, esa persona que se fija en detalles y extrae conclusiones que a otros se nos escapan.
Originalidad se asocia a resultados inesperados, sorprendentes, fuera de la media.
Inteligencia Práctica es la que tienen esas personas que son capaces de armar y hacer que funcione un Meccano sin fijarse en las instrucciones. Y también aquellas que detectan una necesidad y piensan qué artilugio podría solucionarla.

Películas que pueden inspirarte: Amadeus (1984), Mi pie izquierdo (1989), Descubriendo Nunca Jamás (2004)


Formas de practicar tu Creatividad e Ingenio

1. Haz por lo menos una tarea semanal de una forma diferente.

2. Una vez a la semana, escribe o dibuja sobre algo relacionado con cualquier tema que te apasiona.

3. Idea al menos una solución creativa a algún problema que esté teniendo una amistad o algún familiar, practica la tormenta de ideas y no te cortes en escribirlas aunque parezcan absurdas, al final puedes valorarlas.

4. Recopila una lista original y práctica de trucos que sirven para resolver temas cotidianos.



5. Desempolva todos los juegos de ingenio, de lógica, de inteligencia que tienes quizás olvidados y... juega cada día.



5. PERSPECTIVA

Con ésta, cierro el primer grupo de Sabiduría y Conocimiento o fortalezas cognitivas que implican la adquisición y el uso del conocimiento.


"Las personas sabias 
son expertas en lo más importante: la vida"

Según la RAE, perspectiva se define como: visión, considerada en principio más ajustada a la realidad, que viene favorecida por la observación ya distante, espacial o temporalmente de cualquier hecho o fenómeno.

En el sentido de fortaleza, me refiero a la capacidad de dar consejos o proporcionar alternativas sabias y adecuadas a los demás (y para ti), encontrando caminos para comprender el mundo y ayudar a comprenderlo a los demás.
Sin la perspectiva y la sabiduría, nuestro conocimiento no es más que una mera serie de datos y hechos. La perspectiva es necesaria para que esos nuevos conocimientos sirvan para mejorar nuestra vida y la de quienes nos rodean. Las personas recurren a tí para aprovechar tu experiencia al solucionar problemas para obtener puntos de vista diferentes.

Nos servirá recordar que cuando nos estancamos en una situación que etiquetamos como problemática, estrechamos nuestra perspectiva y nos focalizamos magnificando el problema. Si nos damos la opción de cambiar de lugar, actitud, creencia, etc. podemos observar de forma diferente la situación y ello nos abre la posibilidad de encontrar soluciones.


Sugerencias para comprender esta fortaleza:

1. “El club de los poetas muertos” una película que muestra muchas de las fortalezas de la sabiduría (mente abierta, amor por aprender, curiosidad, creatividad, originalidad,..) Aquí tienes un extracto para darte ideas y ponerlas en práctica.



2. Prueba a ver desde la perspectiva de un niño; agáchate para ponerte a su altura y ¡comprueba como ves el mundo desde esa altura infantil olvidada!


3. Elige una situación problema propia y obsérvala como si la vieras desde fuera y con cierta distancia (como si estuvieras viendo una obra de teatro donde tú dejas de ser el protagonista y pasas a ser espectador). Registra todas las opciones que se te ocurran para ese personaje, sin valorarlas, y al día siguiente elige una y ponla en práctica. Prueba con la siguiente si te es necesario hasta dar con la mejor solución para ti.







> 2 FORTALEZAS EMOCIONALES 


El coraje implica el uso y fortalecimiento de la voluntad para lograr metas. Coraje no significa no tener miedo; sino actuar a pesar del miedo.


“El coraje es la resistencia al miedo, el dominio del miedo – no la ausencia de miedo” Mark Twain
  
Ahora veremos cada una de las fortalezas emocionales mediante las cuales podemos conseguir metas ante situaciones difíciles.


6. VALENTIA

Es la virtud que tiene el  ser humano para llevar adelante una iniciativa a pesar de las dificultades y los impedimentos. La cobardía es el otro polo, cuando la persona no supera estas trabas y los miedos que le generan le paralizan para actuar.
Valentía es ese vigor al ejecutar una acción que parece superar las fuerzas naturales. La persona valiente saca fuerzas donde otros se rinden y es capaz de comportamientos extraordinarios; vence sus temores y dudas y actúa con decisión y firmeza. Se asocia con el heroísmo y el valor, pero se demuestra tanto en grandes actos (una guerra, una emergencia) como en hechos cotidianos (atreverse a decir una realidad dolorosa a un ser querido). Incluye la fuerza física, pero como se aprecia, no se limita a ella.


“Un héroe no es más valiente que un hombre ordinario, pero es más valiente cinco minutos más” Ralph Waldo Emerson


La valentía además tiene que ver directamente con defender lo que sabemos que es correcto. Si la conciencia nos indica que se está cometiendo una injusticia o que se está violando algún derecho, puedo elegir cómo posicionarme para actuar  defendiendo lo que sé está bien. Así que implica no dejarme intimidar ante amenazas, cambios, dificultades, dolor... siendo capaz de defender la postura que yo creo es correcta, actuando según mis propias convicciones,  aunque exista una fuerte oposición por parte de los demás y pueda ser criticado.


Los seres humanos solemos dejarnos llevar por la comodidad y, desgraciadamente, por los miedos. Con gran frecuencia generamos nuestros propios fantasmas y temores inexistentes; nos planteamos consecuencias que aún no existen pero que vemos como algo muy real.
Sin embargo hay una gran diferencia entre ser un cobarde y ser un valiente: la posibilidad de lograr algo.


Ser valiente no es sencillo ya que implica afrontar las consecuencias de mis actos, asumir mis errores, posicionarme y actuar claramente.
La persona que muestra valentía tiene una disposición a actuar de forma voluntaria donde los riesgos importantes son evaluados razonablemente y sus consecuencias aceptadas. El resultado de la acción puede ser un bien percibido para uno mismo o para los demás; la acción se orienta hacia fines superiores.
  
“Ser valientes nos hace personas ordinarias que pueden obtener resultados extraordinarios”

  
Unos ejemplos quizás te orienten hacia la valentía. Comprueba si te sientes identificado: el niño que admite ante sus padres que fue él quien rompió con su pelota la ventana del vecino, el empleado que reconoce no haber hecho su trabajo correctamente, el padre de familia que acepta ante sus hijos que debería haber pasado más tiempo con ellos,....
La vida no es sencilla y, en ocasiones, puede resultar muy dura: la muerte de un ser querido, una enfermedad, la ruina de un negocio, etc. y en estos son los momentos que nos brindan la oportunidad de manejarlos con valentía. 


La valentía es la diferencia entre hundirse o seguir nadando”


Psicológicamente aporta ese valor que desde una postura estoica, e incluso alegre, facilita enfrentarse a cualquier experiencia dura, enfermedad grave, etc. manteniendo la dignidad.


Ideas para practicar:

1. Si te encuentras en alguna de las siguiente situaciones, actúa con valentía. Tú también puedes ser una persona con fuerza para admitir tu error y afrontar sus consecuencias.
Comienza por reflexionar y escribir lo que podrías hacer para que en el momento real lo pongas en práctica.
-Defiende al débil
-Admite tus errores
-Afronta las consecuencias de tus actos
-No calles cuando sabes que algo está mal

2.No esperes ser valiente para actuar; ponte a hacer lo que harías si fueras valiente
La valentía crece a medida que se actúa conforme a ella

Al igual que un músculo, cuanto más usamos la valentía, más grande se hace. Cuanto más ignoramos la valentía, más pequeña se torna.

Atrévete a dar pequeños pasos que te acercan a tu meta (ej; conseguir decirle al vecino de arriba que te molesta el ruido que hace, bajar montada en bici un tramo de esa cuesta tan empinada,...). 



3. Piensa en esa persona que conoces que no se amilana ante las amenazas, los retos, las dificultades, el dolor y “copia” su conducta ¿Qué hace en esas situaciones? ¿Qué dice?


4. Haz tu propia recopilación de frases que te inspiran para desarrollar tu valentía. Aquí tienes algunas:


"La diferencia entre el fracaso y el éxito no es la ausencia de miedo, ni la confianza, sino el coraje y actuar de todos modos". Zan
                       
"Prométeme que siempre recordarás ésto: eres más valiente de lo que crees, más fuerte de lo que aparentas, y más listo de lo que piensas". Cristopher Robin


"El coraje es estar asustado pero seguir adelante como sea". Dan Rather


"Dios pone las cargas más pesadas en las espaldas de aquellos que pueden llevar ese peso". Reggie White


"Una vez escuché un gran consejo que le dieron a un niño: siempre tienes que hacer las cosas a las que les tienes miedo". Ralph Waldo Emerson


"No esperes a que todas las condiciones sean idóneas. Siempre habrá desafíos, obstáculos y condiciones que distarán de ser perfectas. ¿Qué importa? Comienza ahora. Con cada paso que des te volverás cada vez más fuerte, más experto, más seguro de ti mismo y más exitoso".  Mark Victor Hansen


7.  PERSEVERANCIA  Y  DILIGENCIA

“Para tener éxito, debes tener una enorme perseverancia, una enorme voluntad.
"Voy a beber el océano", dice el alma perseverante” Swami Vivekananda

Constancia, firmeza o tesón al realizar algo: perseverancia; cuidado, prontitud, agilidad y eficiencia con que se lleva a cabo: diligencia. Implican terminar lo que uno empieza y continuar en una actividad aunque existan obstáculos, obteniendo satisfacción por las tareas emprendidas y logrando finalizarse con éxito.

“El valor, la buena conducta y la perseverancia conquistan todas las cosas y obstáculos que quieran destruirlas y se interpongan en su camino”  Ralph Waldo Emerson


La perseverancia ayuda a una persona a mantenerse firme y constante en el desarrollo de sus batallas personales, esforzándose en todo momento y sin rendirse ante las dificultades que surjan. C
onduce a llevar a cabo lo necesario para alcanzar las metas propuestas, pese a las dificultades internas o externas o a la disminución de la motivación personal por el tiempo transcurrido.




La perseverancia, valor, constancia, dedicación, entusiasmo,... exige concentración en el objetivo que se desea conseguir.

La paciencia es una buena aliada de la perseverancia, ya que en los momentos difíciles será necesario además de luchar para avanzar, afrontar las dificultades con calma, esperando el momento adecuado para actuar y buscando las mejores decisiones.


"La diligencia es la madre de la buena ventura" Anónimo


La perseverancia es firme y se prolonga través del tiempo y la constancia robustece contra los impedimentos y dificultades menores cotidianas que nos llegan del medio en que nos movemos. La constancia nos hará realizar todo lo que debemos hacer aunque nos resulte pequeño e insignificante el no hacerlo.  el mantenimiento precisa de la constancia, de lo diario, de lo cotidiano, de lo que aparenta ser poco importante pero no lo es.

“Los grandes trabajos no son hechos por la fuerza, sino por la perseverancia”
Ben Jonson

La constancia suprime el “me gustaría” o el “podría” por el “puedo y lo lograré” y su refuerzo es la satisfacción y el orgullo que brinda el deber cumplido, aún en las pequeñas cosas.

“La perseverancia es un gran elemento del éxito, si tocas el tiempo suficiente con la fuerza necesaria la puerta, estarás seguro de despertar a alguien” Henry Wadsworth Longfellow


La perseverancia no es terquedad, no es obstinación o inflexibilidad en cambiar de opinión o en reconocer que me he podido equivocar.


Ideas prácticas:

1. Actúa en el día a día (“No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”): contestar cada mail recibido, coser el botón que falta,  agradecer en cuanto recibes un regalo, practicar deporte, estudiar un idioma, pedir cita ya para esa revisión, ... 

Si tienes hij@s, habituales a: dejar la mochila en su sitio, lavarse los dientes, despedirse con un beso,...

2. Ver la película británica del 2010 “El discurso del rey”, director Tom Hooper. El resumen: un príncipe con la ayuda de un terapeuta muy especial luchará para  conseguir sus metas y romper sus miedos. Aquí tienes una historia de superación personal gracias a la persistencia. 


3. Reflexión personal para guiarme hacia esta fortaleza: 

- Soy constante en mis roles (de padre, madre, pareja, hij@, estudiante, trabajador/a,... )
- ¿Me centro demasiado en las dificultades y no atiendo tanto las potencialidades?
- Si caigo, fallo, ¿cuánto tardo en levantarme? ¿O me doy directamente por vencid@ y abandono?
- Después de un fracaso ¿renuevo mi esfuerzo?
- ¿Me rindo ante la primera dificultad?
- ¿Ideo, fantaseo planes ambiciosos, pero no llego a realizarlos?
- ¿Me excuso constantemente ante incumplimientos pero en el fondo es porque no tengo la decisión ni la voluntad para hacerlo?
- ¿Tengo muchos fracasos y si los analizo encuentro que detrás hay una falta de constancia en mí?
- ¿Cuáles son los medios que me ayudan a perseverar?





8. INTEGRIDAD, HONESTIDAD, AUTENTICIDAD 

Esta fortaleza contempla ir siempre con la verdad por delante, asumir la responsabilidad de los propios sentimientos y acciones emprendidas, cumplir las promesas, mostrarte tal como eres, ... 

"No sé cuál es la clave del éxito, pero la clave del fracaso es tratar de complacer a todos" Bill Cosby

"El mayor peligro de engañar a los demás está en que uno acaba inevitablemente por engañarse a sí mismo" Eleonora Doset
  
 Eres una persona auténtica cuando te muestras ante los demás como realmente eres, sin fingir.  Muchas personas fingen para ser admitido, más valorado, encajar, evitar discusiones, por miedo al rechazo,... y este aparentar pasa factura. No pretendas ser más de lo que eres; serás descubierto. Aparentar acaba por hacer que los demás nos pierdan el respeto, e incluso que te lo pierdas a ti mismo. Tampoco  trates de aparentar saber más de lo que sabes porque puede que ello te lleve a relacionarte con estrategias manipuladoras. No tienes que impresionar a nadie así que no te hace falta presumir o mentir.
  
“El hombre superior es lento en palabras pero rápido en hechos” Confucio.

“Los compromisos con nosotros mismos, con los demás y la integridad con la que los mantenemos son la fuente de nuestra paz interior”  Stephen Covey.

Integridad: capacidad de armonizar honestamente palabras y sentimientos con pensamientos y actos, con la intención de hacer bien al otro, sin malicia ni deseo de engañar, aprovecharse, manipular o controlar y manteniendo siempre la congruencia. Permite mantener promesas y compromisos con nosotros mismos, hacer lo que decimos, respetarnos a nosotros mismos. Incluye la veracidad, pero va más allá.

Vivir con integridad requiere un propósito, una misión, un proyecto de vida que da dirección y posibilita decir ¡sí!. También cierta voluntad para hacer cuando no apetece y una base en valores personales, no en impulsos o deseos circunstanciales.
La integridad nos envuelve en humilde grandeza, armonía, seguridad interna, sentido del humor espontáneo y sano, relaciones significativas con otros basadas en la confianza y posibilita que dejemos una huella positiva en el mundo.

“Cuando se forma en nuestro interior sinceridad pura, ella se percibe en el exterior en el corazón de otras personas” Lao- Tsé

La honestidad, el ser honrado e íntegro parece un valor poco propiciado en una sociedad de individuos que fingen, traicionan, murmuran a espaldas, critican y mienten a menudo para obtener lo que desean. Pero, cada uno decidimos si hacemos concesiones a la irresponsabilidad, la deshonestidad, la duplicidad, la mezquindad, la sonrisa falsa,... No excusar o simpatizar con estas conductas indica al otro que es débil y fomentamos que continúe con su comportamiento.


¿Cómo fomentar esta fortaleza?

1. Cumple tus promesas, para ello no prometas lo que no puedas o no estés decidido a cumplir. Mantén consecuentemente tu palabra.
Comienza por hacerte promesas a ti mism@ y tras cumplirlas, hazlas a los demás.

2. Cuando alguien te haga una promesa y no la cumpla, indícaselo con respeto y claridad; señala el hecho sin atacar a la persona pero no lo disculpes o dejes pasar.

3. Si mientes plantéate qué consigues/evitas con ello y busca otra forma más honesta y positiva de afrontar la situación.
Si criticas observa si es de forma constructiva o malintencionada y si te es de utilidad, a ti o a la persona diana de tus criticas. Aprende a hacer criticas de manera que aporte un beneficio general.

4. Tómate un tiempo y piensa, analiza y escribe cuál es tu propósito de vida; hacia dónde quieres ir, con qué valores te mueves en el día a día, cómo son tus relaciones personales, haciendo qué/estando con quién te sientes tú y en plenitud,...
Cuando lo determines, puedes, con la periodicidad que se adecúe a tus necesidades evaluar y hacer los ajustes que creas oportunos.

5. Haz una lista de tareas y comportamientos que te hacen ser digno de confianza; por ejemplo, sacar la basura como dijiste, pagar tus deudas puntualmente, llegar a la hora, mantener la cita que acordamos,....

6. Escucha y respeta las opiniones y decisiones de los demás; además de indicador de integridad estás trabajando la mentalidad abierta.

7. Respeta lo ajeno; ¿dónde aparcas, ensucias el suelo de las calles, recoges los desperdicios que generas, ...?

8. Si tienes la posibilidad, puedes contribuir al progreso de los demás; ayuda a otro a hacer algo que no puede por sí solo, préstale lo que necesita, deposita tus ahorros en entidades éticas,...


9. VITALIDAD Y PASIÓN

La vitalidad hace referencia a la vivacidad, la actividad, el dinamismo, la energía, el vigor,.... es la cualidad de tener vida.
Es afrontar la vida con entusiasmo y energía, haciendo las cosas con convicción, involucrándose totalmente y dando todo de uno mismo.

No se reduce al plano físico, es decir a gozar de buena salud y ser capaz de correr, saltar o no parar, sino que se manifiesta en cada actividad que hago y cómo la hago, o sea, abarca también mis planos emocional, mental y espiritual. Puedo realizar una actividad de forma eficiente, veloz y alcanzar el objetivo correctamente a nivel físico, pero con una actitud pesimista, sin alegría, sin disfrute,... lo cual le restaría vitalidad.


“Dar produce más felicidad que recibir, no porque sea una privación, sino porque en el acto de dar está la expresión de mi vitalidad”   Erich Fromm

“La pasión a menudo convierte en loco al más sensato de los hombres, y a menudo también hace sensatos a los más locos”
François De La Rochefoucauld

“Los razonables han durado, los apasionados han vivido”
Nicolás Sebastien Roch Chamfort


La pasión, del verbo en latín, patior: sufrir o sentir, es una emoción definida como un sentimiento muy fuerte hacia una persona, objeto o tema. Engloba el entusiasmo y deseo por algo y también se aplica a un vivo interés o admiración por una propuesta, causa, actividad, persona, etc.






Ideas para fomentar el disfrute de la aventura de vivir a cada momento con pasión por las personas, cosas o actividades.

1. Da un paseo bajo el sol aprovechando las horas de luz, sin prisa, tú sol@, observando todo lo que ves como si fuera la primera vez, sin juzgarlo.

2. Aprovecha el fin de semana y realiza actividades al aire libre, sol@ o en agradable compañía; camina por un bosque, al lado de un río o del mar; pasea en bici; haz una merendola campestre,...

3. Lleva un estilo de vida activo; por ejemplo sube por las escaleras, en vez de usar siempre el ascensor, vuelve caminando del trabajo, etc.

4. Practica algún deporte que te guste al menos un par de veces a la semana.

5. Retoma esa creatividad que ya comentamos y al realizar cualquier actividad cotidiana (quitar el polvo, secarte el pelo, cocinar,...) hazlo de otra manera distinta, como si fuera un juego, y ponle más energía y alegría.

6. Asómbrate del tiempo que has pasado escuchando esa música que te apasiona o bailándola o leyendo o escribiendo.

7. Vístete de rojo (vitalidad, pasión, energía, poder), anaranjado (energía, fiesta, placer, regocijo),... o ese color que estimula en ti la vitalidad.

8. Puedes regalarte un fantástico final de día viendo o leyendo algo humorístico que te haga reir de verdad y te inunde de endorfinas (felicidad) y serotonina (calma).

9. Comprueba que tu ingesta de vitaminas, oligoelementos, etc. es apropiado para ti.


> 3. FORTALEZAS INTERPERSONALES                            HUMANIDAD

Estas fortalezas se ponen de manifiesto al interaccionar socialmente con los demás, sean amigos, familiares o cualquier otra persona conocida o desconocida. Salimos de nosotros mismos, nos acercamos a otros y así nos interrelacionamos con un sentimiento más intenso.
Incluyen cuidado, amistad, cariño y cercanía a los demás.





10. AMOR, APEGO, CAPACIDAD DE AMAR Y SER AMADO

Es una necesidad del ser humano relacionarse con otros. Por medio del amor y el apego se establecen estas relaciones, y, especialmente desarrollamos estos vínculos afectuosos y de cuidado con quienes nos son cercanos (familia, amistades, ...)

>El amor es una emoción básica. Tiene una clara función de supervivencia pues gracias al amor (y al apego) creamos desde el nacimiento vínculos afectivos necesarios para el crecimiento emocional saludable.

El ser humano como ser social está "construido" para amar y cuanto más amemos de manera equilibrada, plena y sana, más sentiremos los maravillosos beneficios del amor.

El amor, término tan utilizado, lo podemos entender como sentimiento hacia otra persona que nos atrae y, cuando coincide la reciprocidad en el deseo de unión, nos proporciona completud, alegría, energía,... para convivir, comunicar, crear...

“El día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante. Lo que no significa alocadamente, sino mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro, examinándote de la asignatura fundamental: el Amor. Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente tu capacidad de amar y dar vida”. (Robin Williams en El club de los poetas muertos)

Tiene también otra vertiente en la que ese intenso sentimiento parte de la insuficiencia propia de la persona que necesita y busca el encuentro y la unión con otro. Atención a las relaciones que se establecen desde esta base ya que esta no es la esencia del amor libre y verdadero. En este sentido puede aportarte leer los libroS sugeridos en  Compartir  de Walter Riso ¿Amar o depender? y de Miguel Ruiz “La maestría del amor”.

Y recuerda: tan importante es ser capaz de manifestar y dar amor como de aceptarlo y recibirlo.

Además, el amor, incluye ese esmero y dedicación con los que se trabaja en algo y el deleite que produce.

 “El amor es lo único que al repartirlo se multiplica”


Muchos autores han elaborado innumerables tipologías de amor; Eric Fromm, en su libro El Arte de Amar (1956) define cuatro elementos básicos en todas las formas de amor: cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento; Berscheid (2006) divide el amor en cuatro categorías: amor compasivo (similar a la bondad), amor como amistad, amor y cariño y amor romántico.
Considerando los diferentes tipos de amor, sus bases biológicas y su definición como fortalezas de carácter podemos diferenciar el amor romántico, familiar, amistad, desinteresa y altruista.
Vemos que no sólo el enamoramiento incorpora esta emoción de amor, pero es la versión más “comercial”. Realmente el estado de enamoramiento es un buen escaparate de los cambios químicos que se producen internamente (mayor liberación de endorfinas, reducción en los niveles de cortisol, incremento en la producción de dopamina, oxitocina y norepirefrina, aumento en los niveles de estrógenos y liberación de melatonina) y todos ellos benefician a nuestra salud (aumenta la sensación de felicidad y mejora el sistema inmunológico; baja los niveles de estrés; reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y el sentimiento de placer por las pequeñas cosas cotidianas se activa; mejora la piel, el cabello, las uñas,... se nos ve más atractiv@s, mejora la autoestima y sentimos más vitalidad)

>Capacidad de amar y de ser amado; ambas en equilibrio razonable o presentamos una dificultad en cualquiera de las dos posibilidades.

>Apego, de pegar, sería la inclinación hacia alguien o algo, lo que acerca al otro.

Desde la psicología evolutiva principalmente se han estudiado los vínculos afectivos y observado como son una necesidad que forma parte del proyecto de desarrollo del recién nacido. Si esta necesidad no es satisfecha, el niño, adolescente, joven o adulto puede presentar carencias emocionales.

Este vínculo afectivo es una relación especial que el niño establece con un número reducido de personas. Se forma entre él mismo y cada una de estas personas, es un lazo que le impulsa a buscar la proximidad y el contacto y con este mecanismo innato obtiene seguridad. Las conductas de apego se hacen más relevantes en aquellas situaciones que el niño percibe como más amenazantes (enfermedades, caídas, separaciones, peleas con otros niños....).

Los vínculos de apego pueden establecerse con los padres y familiares directos y también con otras personas próximas y significativas al niño (educadores, maestros, etc...). 


Propósitos para esta fortaleza:

1. Seguro que conoces tantas películas, canciones y poesías de amor  que puedes elegir los que quieras y deleitarte, emocionarte y sentir de nuevo para compartir esta fortaleza con tus semejantes contribuyendo a un mundo más sano, equilibrado y amoroso.

2. Enfócate en una de tus relaciones (de madre, de pareja, de vecino, de hijo,...) y analiza si es amor o apego saludables o patológicos.
Algunas pistas:
¿Doy esperando que me den o por el placer y deseo de hacerlo?
¿Utilizo frases tipo: te necesito, no puedo vivir sin ti, eres lo más importante para mí?
¿Soy tratad@ con respeto?
¿ Me siento capaz de hacerme cargo de mí mism@ o siento temor a quedarme sol@?
¿Estoy con personas que no me gustan pero recibo su atención de alguna forma y por eso sigo con ellas?

3. Sinceramente responde ¿cuánto me quiero a mí mism@? Y aumenta tu amor hacía ti mism@.
Proponte diariamente darte caricias positivas: una sonrisa, una palabra agradable, un gesto amable, concédete un detalle,...
Quizás lo más importante es comenzar por lo esencial: amarte a ti mism@ ¿cómo? Conócete y acéptate incondicional y completamente en todos tus aspectos, no te critiques, juzgues, maltrates...

4. Además... regala y comparte caricias con todos los demás que te apetezca.

5. Y cuando aceptas las “caricias” de los demás; fíjate: ¿qué respondes/ cómo te sientes, cuando te dedican un halago, un detalle a tí?. Refuerza los gracias, las sonrisas y las palabras agradables hacia las personas cuando te con quienes te encuentras cada día.

6. Para fortalecer tu humanidad, en general, prueba con la película “Amelie”. Con ella puedes recorrer el sendero de la amistad y los vínculos emocionales. Quizás hasta te identifiques con alguno de los personajes. Y también están presentes otras fortalezas ¿cuáles encuentras? Escríbelas y tenlas más presentes.

7. Cuando no eres capaz de relacionarte con tus semejantes, de participar, de fraternizar, de hacer amistades, de mostrar afecto, en otras palabras no eres capaz de amar, puedes entrar en un proceso de aislamiento que  te puede llevar a conductas de inhibición social e, incluso, a la enfermedad mental.

Actuando como individuos dentro de la sociedad tendemos al aislamiento. Para compensar esto relacionate con otros, desarrollando afecto, compartiendo sentimientos, simpatía, tolerancia, comprensión, compromiso.
Participar en grupos de encuentro, desarrollo, crecimiento personal,...guiados por una persona formada y sensible y con personas motivadas es una experiencia maravillosa. ¡Busca tu grupo!






11. SIMPATIA, AMABILIDAD, BONDAD


La amabilidad incluye bondad, generosidad, cuidado, atención,  compasión, amor altruista, simpatía, cordialidad, cortesía, urbanidad, afabilidad, gentileza, amenidad, afecto, benevolencia, sencillez,...

Todo esto se concreta en hacer favores o buenas acciones a otros, ayudándoles y cuidándoles, sin expectativas de ganancia personal y sin considerar el grado de parentesco o similitud. Requiere respeto por los demás y también afecto emocional.
Las personas amables encuentran alegría en el acto de dar y ayudar.

Para ejercitar la amabilidad hay que querer de verdad a la gente, así se trasmite la delicadeza en el trato porque realmente se les aprecia.  :)

Como la amabilidad depende, en parte, de los demás es fácil tratar bien a otra persona si vivimos en un entorno cordial y afectuoso, pero puede presentar la dificultad de que si estoy inmers@ en un ambiente hostil, la tendencia natural será responder a las agresiones o apartarse. En estas situaciones es donde el camino de la cortesía es más duro, pero donde más falta hace y donde hay que sembrarlo para algún día poder recoger los frutos. Nos gustaría recibir el mismo trato gentil, pero entendemos que el otro puede no relacionarse así conmigo y, como yo decido ser amable, lo soy aunque el otro no muestre esa conducta.

Se puede ser amable y fuerte; por ejemplo, si tengo que negar a mi hija un capricho lo hago manteniéndome firme y expresándome con palabras que no hieren, pero son claras.
Y, como la mayoría de cosas, la amabilidad se desarrolla practicándola. ¿Cómo? En cada oportunidad de trato con las personas, intentando hacerles la vida más agradable cuando coincidimos; sonriéndoles, adivinando sus gestos, anticipándonos a servirles, dejándoles que elijan, etc.
Diferenciar lo que es amabilidad e hipocresía. A veces, por “amabilidad” nos reímos de un mal chiste o aceptamos algo que no está siendo expuesto como realmente es, por ejemplo. Si no estoy de acuerdo defiendo mis ideas, no tengo por qué estar de acuerdo con todo y todos, eso no exige la amabilidad. Puedo ser amable y sincero.

 ;)

Y ¿ya merece la pena tanta bondad? La respuesta es sí.
- Estudios confirman el fortalecimiento del sistema inmunológico a través del altruismo. Dan Goleman (1997) lo muestra en un experimento en el que proyectaba a una serie de estudiantes una película sobre la Madre Teresa de Calcuta y tras el visionado se registró un aumento del sistema inmune. Si además los estudiantes practicaban meditación después del film, el aumento duraba aún mas.
- Aumenta la calidad de vida, mejora las relaciones y aporta un sentido a las cosas.
- Se activan emociones positivas vitales para el mantenimiento de una buena salud. Y, en lógico equilibrio, se reduce la incidencia de actitudes negativas, como la hostilidad.
- Se disminuye y alivia el estrés corporal, oxigenando todos los sistemas corporales.
- Después de realizar un acto de bondad, experimentamos un “subidón” por ayudar, una oleada de euforia, seguida por un período de calma  en el que se liberan las endorfinas, los analgésicos naturales del cuerpo.
- Disminuye la intensidad y conciencia del dolor físico. La bondad (junto a las fortalezas del humor y la valentía) esta asociada al retorno a una satisfacción por vivir después de una enfermedad física (Park, Peterson y Seligman, 2006)


Para explorar esta fortaleza puedes;

1. Tomar ideas de estas películas: Mejor Imposible (1997), Las normas de la casa de la sidra (1999), La Promesa (1986). 
O, también, repasando la letra de canciones como Bridge Over Troubled Water (Simon and Garfunkel) , I’ll Be there for You (The Rembrants).

2. Cultivarla, realizando cada día 1,2,3,... todos los actos de generosidad que quieras, como por ejemplo: pequeños favores a amigos y vecinos, llamar a amigos enfermos o tristes, hacerle la compra a un amigo que esté de exámenes, hacer de canguro/niñera para que un familiar pueda salir una noche en pareja. La lista es inacabable, ya ves que ¡no tienes excusa!

3. También puedes realizar actos de bondad para personas que no conoces.

4. Hay actuaciones solidarias que por desconocimiento, pereza o prejuicios no realizamos y pueden resultar vitales; por ejemplo donar sangre, médula, etc.

5. El tiempo parece  actualmente un bien escaso (¿o es que no sabemos administrarnos y además nos sentimos más importantes si vamos diciendo que no lo tenemos??) y con él podemos visitar a un enfermo, una persona que vive sola, un anciano, y el bien que se le hace si compartimos desde el corazón ese momento que puede ser bien breve, muchos no alcanzamos a comprender.

6. Sonríe ;)  :), trata con educación y respeto, mira con dulzura, atiende sin prisa cuando te hablen y sé natural durante tus actividades habituales durante un día y evalúa al final de la jornada cómo te ha ido. ¿Sorprendente verdad?  


12. INTELIGENCIA SOCIAL, EMOCIONAL, PERSONAL 

En 1990, los psicólogos John D. Mayer y Peter Salovey acuñaron el término inteligencia emocional.
La inteligencia emocional (I.E.) es la habilidad que nos permite percibir, comprender y regular las emociones, las motivaciones y los sentimientos, tanto en nosotr@s mism@s como en los demás.
Permite elegir el comportamiento más adecuado en diferentes situaciones sociales y comprender que cosas son más importantes para otras personas.

Hoy sabemos que es la inteligencia emocional (no la inteligencia entendida de forma tradicional) la que mejor predice el éxito futuro de una persona, y su propia  satisfacción con la vida, su felicidad. Las personas con alta inteligencia emocional alcanzan mayor éxito en la vida y se perciben a sí mismas como más felices. Son variables emocionales y sociales las que marcan la diferencia. Los adultos que obtienen éxito profesional y personal en sus vidas no fueron en la época escolar l@s que tenían CI más elevados, o quienes mejores notas sacaban en el colegio, sino l@s que mejor supieron entender a los demás, quienes se interesaron por las personas más que por las cosas y quienes construyeron redes sociales con solidez.

El reconocimiento de la inteligencia llamada social/personal/emocional, al ayudar a regular y gestionar nuestras emociones además de reconocer las emociones en otros, favorece el desarrollo de la empatía y el éxito en nuestras relaciones, tanto personales como profesionales. Aprender a escuchar nuestros sentimientos y sintonizar con las propias emociones es el primer paso.

La empatía, esa capacidad de entender y ponerte en el lugar de la otra persona, tiene mucha relación con esta inteligencia ya que te proporciona más comprensión sobre lo que le pasa a los demás y responder congruentemente. Y así, sabes qué ofrecer a esa persona para que confíe en tí, te ayuda a comunicarte de forma más eficaz y te permite ampliar tu círculo social.

La empatía genera efectos positivos en los demás que luego vuelven a nosotros.

Importa no sólo lo que decimos sino también lo que no decimos, es decir, la comunicación no verbal. Y desde donde lo decimos, o sea, desde la calma o el estrés.  Una habilidad de la inteligencia emocional radica en la capacidad de calmarte cuando te sientes abrumado y así mantener el equilibrio mental.

   “El hombre es un ser social por naturaleza” Aristóteles

 Aunque un componente importante de la inteligencia emocional implica la capacidad de mirar hacia adentro, también hay que estar presente en el mundo que te rodea. Nos relacionamos continuamente y como dos personas no tienen porqué tener las mismas necesidades, opiniones y expectativas en todo momento aparecen inevitablemente los conflictos. Saber gestionarlos de manera sana y constructiva puede reforzar la confianza entre las persona y favorecer la conciencia delos límites, la creatividad y la seguridad en las relaciones.


Es muy interesante comenzar a trabajar de manera lúdica desde niños esta I.E. He comprobado como podemos aprender desde la infancia estrategias que nos ayudan en el entorno personal, familiar, escolar y social. He  incluido contenidos relativos a las siguientes áreas:
Autoconocimiento: quién soy yo, con qué/cómo me emociono
Autoestima: me cuido, me quiero, me valoro
Autorregulación: conocer y expresar emociones, cómo me siento, me relajo, pienso en positivo
Comunicación: me expreso mejor, escucho a los demás
Empatía: comprendo como se sienten los demás, me calzo sus zapatos
Asertividad: respeto a mí mism@, a los demás, pongo mis límites




En este programa de Redes de Eduard Punset con Daniel Goleman puedes recopilar más saber sobre esta fortaleza.
Y  también consultando directamente el libro “Inteligencia emocional” de Daniel Goleman. 

Aquí tienes sugerencias para desarrollar esta fortaleza.  Aunque quizás sea mejor que experimentes con ayuda profesional, te animo a que por tu cuenta te vayas implicando:

1. Autoconocimiento; es básico que te conozcas, es decir, tienes que  identificar tus sentimientos, deseos y temores. Evidentemente, si no eres consciente de tus emociones, no puedes expresarlas, comunicarlas ni manejarte con ellas.

Pregúntate, aunque te incomode el sentimiento, y sin juzgar; analiza tus emociones como si fueras un observador externo, curioso.
-         ¿Qué relación tengo con mis emociones?
-         ¿Se acompañan de sensaciones físicas?
    -  ¿Cómo me siento?
    -   ¿Para qué están ahí?
    -   ¿Me hacen daño? ¿Qué daño me hacen?
    -   ¿Qué puedo extraer de positivo de ellas?

2. Maneja tus emociones, desarrolla autocontrol. Para ello puedes escribir una lista con tus aspectos positivos (que te ayudan, te hacen sentir bien) y negativos.
Una vez identificados, refuerza los aspectos mejores de tí y trabaja con los negativos para poder moldearlos o disminuir su frecuencia/intensidad.

Las emociones “negativas” pueden ayudarnos a crecer
si aprendemos a manejarlas.

3. Sé más empátic@, es decir, reconoce y acepta los sentimientos de los demás. Puedes ir probando con estas pautas:

 a. En una conversación, deja de escuchar durante 5 minutos y fíjate en otros aspectos (tono, postura, expresión, mirada, silencios...) Normalmente damos más valor al significado de las palabras que al resto de información que apenas somos capaces de percibir. Toda esa información se capta de forma inconsciente, pero tu mente consciente la oculta dando más importancia a las palabras textuales. Acalla tu razón y dale una oportunidad a tu intuición.
 b. Para entender a alguien intenta imaginar qué le motiva a hacer lo que hace. Piensa en alguna dificultad que pueda encontrarse en su día a día. Por ejemplo, si es un empresario puede que su negocio esté flojeando, los ingresos no sean los de antes y le cueste pagar a los empleados. ¿Reflexionar sobre eso un momento antes de hablar con él puede incrementar tu empatía? Seguramente sí.
 c. Haz que la otra persona también participe. Para que se abra más  pregúntale ¿cómo estás? y espera atentamente: sin invadirle, orienta tu cuerpo hacia ella, mírale con atención, tócale ligeramente el brazo,...
 d. Permítele que te diga lo que desee y después no le sermonees o des conclusiones. No digas cosas como “Tu problema es que…” “Lo que deberías hacer es...” pues se cerrara. Si percibe que le entiendes sí se abrirá más.
 e. Si reformulas su mensaje añadiendo la emoción que crees está experimentando se sentirá realmente comprendido y le facilitarás hablar de sus emociones.  Algo como: “Así que nadie te avisó de la fiesta… Creo que eso te puede hacer sentir solo, ¿verdad?”.

4. Para estar objetiv@ e interpretar las situaciones con claridad, maneja el estrés. Primero identifica tus fuentes y situaciones que te alteran, luego detecta concretamente cual es tu reacción frente a ellas y después reflexiona cómo puedes dar otra respuesta mejor.

 5. Para transmitir confianza en los demás, trabaja sobre todo aquello que transmites con de manera no verbal: gestos, expresiones, miradas,...

6. También es interesante escuchar a tu cuerpo pues al no hacerlo perdemos mucha información valiosa y certera. Lo que siento cuando veo a una persona o estoy en cierta situación (nerviosismo, ansiedad, calma, alegría, tensión, cosquilleo, calor, falta de aire, ... ), dónde lo siento (estómago, corazón, boca, espalda, garganta,...)

 7. Como seres sociales que nos relacionamos, los conflictos y desacuerdos son inevitables, por lo tanto, te conviene aprender a resolver tus conflictos de manera positiva.
Quédate con una persona o situación que es generadora de conflicto para ti y analiza:
- ¿Concretamente define qué es lo que te molesta?
- Qué acciones, desde ti, puedes llevar a cabo para que algo varíe
- Elige una actuación novedosa y una actitud más empática en ti y llévala a la práctica
- Comprueba que el resultado ha cambiado y, si aún no es el deseado, vuelve a innovar algo

 8. Practica con tus hij@s jugando a que tú eres el niñ@ y éste/a toma el papel de adult@. Juega de "verdad" y déjate sorprender, verás todo lo que re-aprendes. 


> 4. JUSTICIA: Fortalezas cívicas

En este cuarto bloque de fortalezas se considera la relación de la persona con grupos más amplios que van desde la familia al mundo. La persona con un destacado nivel de desarrollo en estas fortalezas tendrá, como miembro de un grupo, un desempeño a nivel social comprometido, satisfactorio y podrá destacar dentro de dicho grupo.

Estas fortalezas favorecen una vida en común saludable facilitando situaciones de armonía social para convivir agradablemente con los demás.



13. CIUDADANIA, CIVISMO, LEALTAD,  DEBER, RESPONSABILIDAD SOCIAL, TRABAJO EN EQUIPO

Una persona cívica, con sentido del deber o de la responsabilidad social, es alguien leal y dedicado, que cumple con su parte y trabaja en favor del éxito de todo el equipo o grupo en que esté inmerso: laboral, familiar, deportivo, de barrio, parroquial, etc., valorando los objetivos y propósitos del grupo, incluso cuando difieren de los suyos, siendo fiel al grupo de personas y sintiéndose parte de él. La intención de dar lo mejor de sí en cualquiera que sea su labor dentro del grupo está siempre presente.


Se precisa cierto nivel de respeto (respeto, no ciega obediencia o sumisión) hacia la figura de autoridad para obtener el logro deseado.

Según el grupo, ¿cómo actuaría en cada uno alguien con esta virtud?
Si el grupo es la pareja, se puede esperar comunicación, sinceridad e implicación emocional.
Si el grupo es la familia, la persona se sentirá parte integrante de la misma, su identidad incluirá a la familia (el rol que ocupa, el apellido, las costumbres,...), respetará a los demás integrantes y objetos del hogar, tendrá consideración por las normas de convivencia, le influirán sus creencias y valores,…
Si consideramos los grupos barrio o, más ampliamente, ciudad, ahora la persona se definirá como integrante del mismo implicándose activamente en actividades culturales, deportivas o políticas, participando en grupos con los que también se identificará, siendo leal a principios de convivencia colectiva, respetando el entorno natural de estos grupos.
Cuando la persona está identificándose con un país o con una etnia o con una masa muy grande de personas, se adaptará y hará lo aceptable culturalmente, es decir, usará los elementos y se comportará de la forma común para identificarse y trabajar por su grupo (como participar en fiestas folklóricas, seguir los ritos y las costumbres de ese grupo, etc.), y llegará a participar en movimientos sociales para ayudar a mejorar su país.

Vemos que grupos hay muchos y variados en forma, cultura, tamaño, intereses,... y una persona puede estar identificada con varios  a la vez (trabajo, colegio donde estudió, equipo deportivo al que sigue, amistades con quienes sale, de aficiones, etc.) Cuando hay lealtad y un equipo firmemente organizado, la persona no le da la espalda ni abandona ya que hay unos fuertes lazos de amistad, de ideas compartidas, de honor, de comportamientos similares,...

Fidelidad, honor... la lealtad es un compromiso con lo que creemos, con nuestros ideales y con las personas que nos rodean. Es una virtud que se desarrolla en la conciencia y lleva a asumir compromiso incluso en las circunstancias más adversas o cambiantes. Ayuda a entenderla también desde su opuesto, la traición. Cuando cumplimos nuestras obligaciones atendemos al deber. Y al ser capaces de reconocer y aceptar las consecuencias de los hechos que libremente elegimos realizar actuamos con responsabilidad.

Es también un término estrechamente relacionado con la fidelidad, la confianza y la amistad y, quizás por ello, se aplica habitualmente a la conducta de ciertos animales que tienen especial relación con los seres humanos, como perros o caballos.


Intenciones para esta fortaleza:

1. Aprende de tu perro: lealtad, tolerancia y olvido para centrarte en el presente.
Resulta difícil precisar lo que los animales sienten por nosotros, pero sus continuas muestras de afecto puede que estén fundamentadas en su capacidad de tolerar y de perdonar, de dar nuevas oportunidades, uno de los tantos puntos en los que nos superan ampliamente como especie.
En concreto no te dejes envolver en enredos mentales tipo: “ya quisiera llamarle, pero las últimas veces lo tuve que hacer yo”, “me miró mal y no me dijo nada, debe estar enfadad@”, etc. y haz lo que sientes en ese momento no lo que tu mente está interpretando.
La lealtad entre personas y animales ha sido protagonista de muchas de las obras; puedes leer o ver “Colmillo blanco”, “Azabache”, “El libro de la selva”, “Dos hermanos” o “Siempre a tu lado”.

2. Lee estas líneas, reflexiona y saca conclusiones que te sirvan:

·El responsable es aquel que responde por sus actos, se hace cargo de sus consecuencias y aprende de ellas.

·Yo hago lo que usted no puede, y usted hace lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas. Madre Teresa de Calcuta

·Trabajar en equipo divide el trabajo y multiplica los resultados. Anónimo

·
Es necesario que las personas se respeten unas a otras y hay que respetar las cosas comunes para que todos las puedan disfrutar cuando las necesiten.

 ·El civismo es, por encima de todo, la cultura de la convivencia pacífica y solidaria, del compromiso con la ciudad y con sus habitantes.  Victoria Camps

·Es difícil dar una definición de la lealtad, pero quizás nos acercaremos a ella si la llamamos el sentimiento que nos guía en presencia de una obligación no definida.  Gilbert Keith Chesterton


3. En tu familia ¿acatas las normas, mantienes las costumbres o te parecen una obligación y luchas por erradicarlas?
Y cuando estás fuera de tu lugar habitual de nacimiento  ¿te interesas por su forma de vida, por conocer sus comidas típicas, indagas sobre vocabulario propio,... o más bien te das cuenta de las diferencias y no las toleras y/o  las juzgas y piensas que lo mejor es lo de tu tierra?


4. Si tienes alguna amistad desde hace muchos años, fíjate en qué es lo que os mantiene vinculad@s ¿compartir algo, respetaros mutuamente, lazos familiares, haber vivido alguna experiencia que os marcó, dependencia, saber escucharos, proximidad física, pereza de decirle a la otra persona que ya no os interesa, miedo al “qué dirán”, ser una persona con un alto sentido de la lealtad y el compromiso, necesidad de pertenecer a un grupo,....?

  


1 comentario:

  1. ¿Estás viviendo la vida que quieres? ¿Disfrutas con lo que haces? ¿Haces tus sueños realidad? Si así es, ¡enhorabuena!. Si no lo es, puedes plantearte que cambios necesitas hacer para lograr que tu vida sea plena. Si tú lo quieres puedes conseguirlo, sea lo que sea. Deshazte de excusas que te anclan (ya soy mayor, siempre he sido así, no podré, ya lo he intentado anteriormente,....) y sé constante dando los pasos. Cree y confía.

    Quizás te sea útil aclarar primeramente qué es lo que realmente deseas; qué te gustaría conseguir y realizar. Escríbelo, defínelo claramente y no valores cuánto es de alcanzable, simplemente y con sinceridad reconoce lo que te apasiona y motiva.

    Ahora ya puedes visualizar ese camino deseado. Enfócate en ese objetivo, relájate, cierra los ojos y comienza a verte con tu objetivo logrado: siente, escucha, paladea, toca,... Recoge todas tus sensaciones. A partir de este momento tus pensamientos y actuaciones van a relacionarse con lo que has experimentado, la sincronicidad aparecerá para facilitarte lo que precisas.

    Dedica unos minutos diarios para recordar qué es lo que te propones, para afianzarlo y seguir orientado. Repíte la visualización, autoverbaliza afirmaciones que vayan en la misma dirección y vuelve a saborear ese momento

    ResponderEliminar